Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Jerez de la Frontera

Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Jerez de la Frontera

domingo, 24 de julio de 2016

El nuevo equipo de gobierno de la Hermandad de las Cinco Llagas tomó posesión en una solemne ceremonia celebrada en la Capilla del Voto de la Iglesia de San Francisco






La Hermandad de las Sagradas Cinco Llagas celebró el pasado viernes día 22 de los corrientes, a las ocho y media de la tarde y en la Capilla del Voto de la Iglesia de San Francisco, la solemne ceremonia de toma de posesión del nuevo Hermano Mayor y equipo de gobierno –integrado por oficiales de Junta de Gobierno y auxiliares adjuntos- desarrollada en el marco de una Santa Misa presidida por el sacerdote José Hachero Álvarez y contándose con la presencia del presidente en funciones del Consejo Directivo de la Unión de Hermandades Pedro Pérez Rodríguez y una representación directiva de la Hermandad del Resucitado –de la que las Cinco Llagas es institución madrina- así como de una nutrida concurrencia de público. El equipo de gobierno de la Hermandad de las Cinco Llagas queda constituido de la siguiente forma:

Hermano Mayor: D. Rafael Cordero Jaén
Teniente Hno. Mayor: D. José Barrera Jiménez
Mayordomo: D. Alfonso Ramírez Franco
Secretario: D. Ernesto Romero del Castillo
Tesorero: D. José Soto Rodríguez

Asesores Adjuntos Hermano Mayor

D. Marco A. Velo García (Relaciones Internas y Externas)
D. José María Simón Granados Cordero (Caridad)
D. Juan Lupión Villar

Diputación de Mayordomía y Cultos

D. Cristóbal Barrera Chichón
D. Manuel Hurtado Corona
D. Eduardo Valderas Otero
D. Juan M. Rincón Ortega
D. José Andrades Borrego

Diputación de Secretaría y Tesorería

Dña. Rosana Villena Bernal
Dña. María José Sánchez Setó
Dña. Rosario Macarena Lupión Villar
D. José Valderas Domínguez
D. Francisco Molina Santiago

Diputación de Juventud y Formación

D. Raúl Pérez Carretero
D. Ángel Cordero Peña

Consultores

D. Antonio Ballesteros Marra-López
D. Antonio Márquez Abadía
D. José Manuel Pacheco Millán
D. Miguel Ángel Camas Soto
D. Ramón Emilio Mejías Mateos
D. Jorge Jesús Pérez Ponce
D. Juan José Pérez González

Monseñor Mazuelos consagra el altar de la iglesia de Santiago que es devuelto al culto tras doce años cerrado y una delicada restauración

Fuente: DIÓCESIS DE ASIDONIA JEREZ

Acoge reliquias de San Lorenzo y Santa María de la Purísima y, tras la unión e incensación, ha sido revestido por religiosas Esclavas del Santísimo Sacramento

La iglesia de Santiago del Real y del Refugio ha sido devuelta al culto este sábado con una primera celebración de la Eucaristía que, a cargo de monseñor José Mazuelos Pérez, el obispo de Asidonia-Jerez, ha contemplado la consagración del altar. Llega tras doce años cerrada al culto y una delicada restauración que ha resuelto los graves problemas estructurales que arrastraba.

El nuevo altar acoge reliquias de San Lorenzo y de Madre María de la Purísima que han sido colocadas durante la celebración. Tras ello ha sido ungido e incensado y posteriormente revestido por dos religiosas Esclavas del Santísimo Sacramento ante una asamblea de fieles que llenaron el interior de este templo acondicionado con pantallas incluso en el exterior del mismo.

Al pastor lo ha acompañado una significativa representación del presbiterio diocesano y entre los asistentes a esta primera misa diversas autoridades religiosas, políticas, civiles, militares, judiciales, sociales y culturales. Ha participado también en la celebración la Capilla Musical Catedralicia, dirigida por Ángel Hortas.

Y el domingo, la Misa Flamenca

Todo está preparado para la celebración este domingo 24 de julio, víspera del Día del Santiago, de la Misa Flamenca que nació hace unos años como celebración de campaña que, en plena plaza y junto a la iglesia, sirvió para rogar por la reapertura que ahora se disfruta con un programa conmemorativo que ya ha dejado atrás la conferencia del arquitecto Emilio Yanes y la inauguración de la iluminación aportada por Endesa.

Participaran artistas de los barrios de Santiago y San Miguel bajo la dirección de José Gallardo. Serán estrenadas plegarias dedicadas al Señor del Prendimiento, al Cristo de la Buena Muerte y a La Virgen del Dulce Nombre y se rescatará una dedicada a la Virgen del Desamparo obra del recordado Antonio Gallardo Molina.


Actuarán, al cante, La Macanita, Antonio Agujetas, Eva Rubichi, Anabel Rosado, Gema la Cantarota, Paqui Méndez, Marimar Barea, Manuel de la Fragua y Pedro de la Fragua, al piano José Zarzana, Charo Gallardo y Manuel González, al violín Sophia Quarengui. Y a la guitarra Pascual de Lorca, Luis Rincones, José Carlos Pozo y Curro Romero.






Dionisio Díaz, elegido nuevo presidente del Consejo

Fuente: COFRADEMANIA

Dionisio Díaz será el presidente del Consejo
Eran poco menos de las diez de la noche del miércoles 20 de julio de 2016, cuando el secretario del Consejo, Joaquín Bernal, daba cuenta del resultado del Pleno Extraordinario de Elecciones, un Pleno que finalmente otorgaba la victoria, con un muy estrecho margen, a la candidatura de Dionisio Díaz, quien así se convierte en nuevo presidente electo de la Unión de Hermandades de Jerez. 
Y poco más hay que añadir. Tal y como se vaticinó en los días previos, la igualdad tenía toda la pinta de ser la nota dominante, y así ocurrió, ya que el resultado final deparó un ajustado 25 - 22 - 1, esto es, 25 votos para Dionisio, 22 para José Luis, y 1 en blanco. Hacía falta que en primera votación, alguien alcanzase los 25 votos -mayoría absoluta- así que caso cerrado: Dionisio será el próximo presidente.
Luego, se anunció que ambos candidatos acudirían a la sede del Consejo, donde primero se produjo el encuentro cordial entre los dos, y posteriormente tenía lugar una breve rueda de prensa en la que el ganador comentaba sus primeras impresiones tras la victoria, así como el deseo de que la semana que viene tenga lugar una Toma de Posesión, que se quiere realizar en el 'nuevo' templo de Santiago, previo nombramiento del nuevo asistente eclesiástico de la Unión de Hermandades de Jerez, por parte del obispo diocesano.
Ya tenemos nuevo presidente, tras una campaña de guante blanco y formas exquisitas por parte de ambos contendientes, así que sólo resta dar las gracias a Pedro Pérez y su grupo, por el trabajo desempeñado, felicitar a José Luis Sánchez, quien también hubiese sido un magnífico dirigente de nuestras cofradías, y animar a Dionisio Díaz a que no desfallezca en el durísimo trabajo que tiene por delante.

Enhorabuena.




Evangelio y comentario

Fuente: ALFA Y OMEGA

XVII Domingo del tiempo ordinario (ciclo C)
Orad

Tras la visita a las hermanas Marta y María, Lucas presenta a Jesús orando, otra vez, en un lugar indeterminado. Es el evangelista que más énfasis pone en la oración de Jesús y así le presenta frecuentemente, sobre todo antes de las grandes decisiones y enseñanzas de su ministerio público. Con este texto, Lucas inicia una sección sobre la oración y, ciertamente, concentra muchas enseñanzas en estos trece versículos.
Los discípulos de Jesús están acostumbrados a ver orar a su Maestro. Jesús es un hombre de oración, que se retira frecuentemente a orar solo. Los discípulos sienten la curiosidad y la necesidad de saber qué ora, porque han descubierto que la oración es la fuente de la comunión e intimidad con Dios Padre. Por eso, imitando lo que hizo Juan el Bautista con sus discípulos, piden a Jesús que les enseñe a orar. Si la oración está presente en la vida de Jesús, presienten que forma parte también del ejercicio de su discipulado. No preguntan por el cómo. No se trata de aprender técnicas o formas estéticas, al estilo de los judíos y de los paganos. Quieren que el Señor les instruya sobre la oración; quieren orar como ora Jesús.

Padrenuestro, la oración de los discípulos
Jesús responde a la petición de sus discípulos no con un discurso sobre la oración, sino invitándoles a rezar con su misma plegaria. En primer lugar, invita a dirigirse a Yahvé llamándole Padre. Lucas emplea el término griego pater, pero Jesús utilizó el término arameo abba, que podríamos traducir como papá. Esta familiaridad de Jesús con Dios tuvo que sorprender a sus discípulos y resultar incómoda para la mayoría de los judíos, quienes no se atrevían ni siquiera a pronunciar el nombre hebreo de Yahvé. Jesús se dirige a Dios como a un padre cariñoso en quien se puede confiar.
En segundo lugar, siguen cinco peticiones (la versión del evangelista Mateo presenta siete). Las dos primeras se refieren directamente a Dios: santificado sea tu nombre, venga tu reino; las tres últimas se refieren a las necesidades de los hombres y están en plural, porque no oramos individualmente, sino como miembros de la comunidad de los creyentes en Cristo: danos cada día nuestro pan del mañana, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe algo, y no nos dejes caer en la tentación.
Muchos han sido los comentarios a la oración del padrenuestro a lo largo de la historia, considerado, como decían algunos padres de la Iglesia, «la síntesis de todo el Evangelio».

Parábola del amigo inoportuno
Jesús prosigue su enseñanza sobre la oración con el ejemplo de una parábola, que solo aparece en el Evangelio de Lucas. En medio de la noche, alguien llega inesperadamente a una casa donde se le da hospitalidad, pero no hay nada para ofrecerle. Obtener algo durante la noche es difícil. Por eso, el anfitrión va a casa de un amigo a solicitar ayuda; pero este duerme y no quiere levantarse. La insistencia del que llama logra convencer al vecino fastidioso y le provee de cuanto necesita. Jesús emplea este ejemplo para indicar que también Dios Padre escucha la solicitud de los que se dirigen confiadamente a Él y provee lo que necesitamos, que no siempre coincide con lo que pedimos. Es interesante advertir que un padre cariñoso no acepta ciegamente lo que le piden sus hijos. Los puede complacer inmediatamente con lo que piden, pero recuerda también que, en muchos casos, lo que piden puede perjudicarles a la larga. En la parábola, Jesús no subraya tanto el valor de la insistencia en la oración, cuanto la audacia, el atrevimiento, la osadía en dirigirse al vecino en medio de la noche, confiando en que obtendrá lo que solicita. Así lo indica la monición previa a la proclamación del padrenuestro durante la Misa: «Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir…».

Dichos sobre la oración
El texto concluye con una invitación a la oración y una promesa para los que oran. Los tres imperativos usados, «pedid, buscad, llamad», son una llamada a la confianza en Dios –que escucha–, porque la promesa de Jesús dice que se recibirá, se encontrará, se abrirá. Las palabras de la oración no son utilizadas para presionar a un Dios resistente, sino que revelan la interioridad, el interés y la preocupación del orante y su dependencia de Dios.
Este pasaje evangélico no pone el acento en las palabras, peticiones y cosas que se reciben de Dios, sino en la relación que tiene el orante con Dios por medio de su plegaria, como Jesús. En la oración no solo manifestamos nuestras necesidades a Dios, sino también nuestra confianza y familiaridad con Él, sabiendo que es un Padre bueno y cariñoso, misericordioso y santo, que escucha y ama a todos sus hijos, y los provee de todo cuanto les conviene.


  Aurelio García Macías
Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos



Evangelio

Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos». Él les dijo: «Cuando oréis, decid: “Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada día nuestro pan cotidiano, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en la tentación”».
Y les dijo: «Suponed que alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la medianoche y le dice: “Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle”; y, desde dentro, aquel le responde: “No me molestes; la puerta ya está cerrada; mis niños y yo estamos acostados; no puedo levantarme para dártelos”; os digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, al menos por su importunidad se levantará y le dará cuanto necesite. Pues yo os digo a vosotros: pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca halla, y al que llama se le abre. ¿Qué padre entre vosotros, si su hijo le pide un pez, le dará una serpiente en lugar del pez? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que le piden?».


Lucas 11, 1-13




domingo, 17 de julio de 2016

El próximo viernes día 22, a las 20,30, en San Francisco y en el transcurso de la Santa Misa, tomará posesión el nuevo Equipo de Gobierno de nuestra Hermandad de las Cinco Llagas

El equipo de gobierno que ha sido ya aprobado por la Autoridad Eclesiástica queda configurado del siguiente modo:

Hermano Mayor:          D. Rafael Cordero Jaén
Teniente Hno. Mayor:  D. José Barrera Jiménez
Mayordomo:                 D. Alfonso Ramírez Franco
Secretario:                     D. Ernesto Romero del Castillo
Tesorero:                      D. José Soto Rodríguez
          Vocales:                        D. Eduardo Valderas Otero
          Dña. Rosana Villena Bernal
Dña. María José Sánchez Setó
D. Cristóbal Barrera Chichón
D. Raúl Pérez Carretero
D. Marco Antonio Velo García
D. José Andrades Borrego
D. José Mª Simón Granados Cordero
D. José Valderas Domínguez

Auxiliares de la Junta de Gobierno:
D. Juan Lupión Villar
D. Manuel Hurtado Corona
D. Juan Manuel Rincón Ortega
Dña. Rosario Macarena Lupión Villar
D. Francisco Molina Santiago
D. Ángel Cordero Peña
D. Antonio Márquez Abadía
D. José Manuel Pacheco Millán
D. Antonio Ballesteros Marra-López
D. Miguel Ángel Camas Soto
D. Ramón Emilio Mejías Mateo
D. Jorge Jesús Pérez Ponce
D. Juan José Pérez González

La distribución de los equipos de trabajo queda como sigue:

Asesores Adjuntos Hermano Mayor

D. Marco A. Velo García (Relaciones Internas y Externas)
D. José María Simón Granados Cordero (Caridad)
D. Juan Lupión Villar


Diputación de Mayordomía y Cultos

D. Cristóbal Barrera Chichón
D. Manuel Hurtado Corona
D. Eduardo Valderas Otero
D. Juan M. Rincón Ortega
D. José Andrades Borrego

Diputación de Secretaría y Tesorería

Dña. Rosana Villena Bernal
Dña. María José Sánchez Seto
Dña. Rosario Macarena Lupión Villar
D. José Valderas Domínguez
D. Francisco Molina Santigo

Diputación de Juventud y Formación

D. Raúl Pérez Carretero
D. Ángel Cordero Peña

Consultores

D. Antonio Ballesteros Marra-López
D. Antonio Márquez Abadía
D. José Manuel Pacheco Millán
D. Miguel Ángel Camas Soto
D. Ramón Emilio Mejías Mateos
D. Jorge Jesús Pérez Ponce
D. Juan José Pérez González





Tres días de puertas abiertas aguardan a Santiago desde el lunes tras la interesante conferencia de reapertura del arquitecto Yanes

Fuente: DIÓCESIS DE ASIDONIA-JEREZ

El responsable de la rehabilitación de la iglesia expuso gráficamente las debilidades estructurales, los daños abordados y las técnicas aplicadas y, ahora, todo ello, puede ser comprobado in situ los días 18, 19 y 20 de julio

Una brillante conferencia del arquitecto que ha dirigido los trabajos de rehabilitación recién concluidos en Santiago del Real y del Refugio, Emilio Yanes, ha abierto felizmente este templo tras doce años cerrado al culto y expuesto ya a la contemplación de cuantos lo deseen. El responsable de estos trabajos realizados por Tragsa expuso gráficamente las debilidades estructurales, los daños abordados y las técnicas aplicadas.

El carácter didáctico de la ponencia ha acercado a las personas que llenaron la iglesia a la microcementación de los pilares, la aplicación de contrafuertes invisibles y otras actuaciones que han devuelto la estabilidad a este ejemplo de gótico “más estético que real” al carecer del equilibrio que caracteriza a este estilo arquitectónico. Yanes fue presentado por monseñor José Mazuelos Pérez, quien recordó el detalle de los restantes actos que celebran la reapertura. Estos son los siguientes:

18, 19 y 20 de julio, 11 a 13 horas y 19 a 21 horas: Jornada de puertas abiertas del templo de Santiago dirigido especialmente para curiosos del resultado de los trabajos realizados en el espacio celebrativo atendida por feligreses.

22 de julio, 20:30 horas: Inauguración de la iluminación del templo presidida por el obispo diocesano, monseñor José Mazuelos Pérez, y los respectivos presidentes de la Fundación Endesa, Borja Prado, y la Fundación Sevillana Endesa, Antonio Pascual Acosta, junto a representantes de la Junta y del Ayuntamiento. La entrada será libre hasta completar el aforo.

23 de julio, 11 horas: Eucaristía de consagración del templo presidida por monseñor Mazuelos. Participará la Capilla Musical Catedralicia bajo la dirección de Ángel Hortas. La entrada será por rigurosa invitación que podrá ser retirada en el archivo parroquial del 18 al 20 de julio en horario de 19 a 20 horas a razón de dos por persona que acuda a recogerla. Serán instaladas pantallas que permitirán disfrutar mejor de la celebración. Esa misma tarde tendrá lugar la primera boda que acogerá Santiago tras su reapertura.

24 de julio, 20:30 horas: Misa Flamenca también presidida por el obispo diocesano, monseñor José Mazuelos Pérez.

Participaran artistas flamencos de los barrios de Santiago y San Miguel bajo la dirección de José Gallardo. Serán estrenadas plegarias dedicadas al Señor del Prendimiento, al Cristo de la Buena Muerte y a La Virgen del Dulce Nombre y se rescatará una dedicada a la Virgen del Desamparo obra del recordado Antonio Gallardo Molina.

Actuarán, al cante, La Macanita, Antonio Agujetas, Eva Rubichi, Anabel Rosado, Gema la Cantarota, Paqui Méndez, Marimar Barea, Manuel de la Fragua y Pedro de la Fragua, al piano José Zarzana, Charo Gallardo y Manuel González, al violín Sophia Quarengui. Y a la guitarra Pascual de Lorca, Luis Rincones, José Carlos Pozo y Curro Romero.

25 de julio: Eucaristía con motivo de la festividad de Santiago Apóstol presidida por Diego Moreno, párroco de Santiago del Real y del Refugio.


De otro lado, completarán estos acontecimientos conmemorativos los respectivos trastados de las imágenes de la Hermandad de la Buena Muerte (el 10 de septiembre) y las de la Hermandad del Prendimiento (el 15 de octubre).



Nuestra Hermandad de las Cinco Llagas se solidariza y eleva una oración al Señor por las víctimas del brutal atentado de Niza






Evangelio y comentario

Fuente: ALFA Y OMEGA

XVI Domingo del tiempo ordinario ( ciclo C)
Marta y María

n el camino de Jesús hacia Jerusalén, se detiene en una aldea para visitar a unos amigos. Lucas no menciona el nombre de la aldea; el evangelista Juan nos dice que es Betania (Jn 11,1-2), donde vivían Marta y María, hermanas de Lázaro y amigas de Jesús. Las dos hermanas acogen al insigne huésped en su casa y Lucas nos relata una interesante escena doméstica.

La solicitud de Marta
Marta es la primera en ser mencionada. Parece que ejercía cierto liderazgo en la familia y se presenta como el anfitrión que recibe y acoge en casa al invitado. Lucas la presenta como una mujer preocupada por acoger, agradar y servir a Jesús. Manifiesta su amor hacia Él en su esmerado y solícito servicio, hasta el punto que se afana de tal modo en las tareas domésticas y en la concentración de sus quehaceres que no puede atender a Jesús. Tal vez sea ella la que esté acostumbrada a hacer las muchas tareas de la casa y se siente responsable de la acogida del Señor.
Sin embargo, se altera con tanta actividad, siente la carga de hacer más de lo que la corresponde y no entiende la falta de cooperación de su hermana que, desde su perspectiva, la ha dejado sola con el trabajo y ha descuidado su responsabilidad en un momento crítico. Marta es una persona responsable y se molesta con la irresponsabilidad de su hermana. Entra en tensión, juzga negativamente a María y acude a Jesús para resolver el asunto: ¡Dile que me ayude! No se dirige directamente a su hermana María, sino que se queja a Jesús y le dice lo que tiene que decir y lo que tiene que hacer.
Marta, ocupada en sus quehaceres, ha olvidado vivir lo esencial de ese encuentro con Jesús. Debería vivir su servicio como algo positivo; y, sin embargo, sufre por tanta actividad. Se siente sola y abandonada por su hermana, y lo vive con angustia. La ocupación ha provocado preocupación.

La atención de María
María, sin embargo, es descrita por el evangelista, en breves pinceladas, sentada a los pies de Jesús. Es la postura habitual del discípulo escuchando la palabra del Maestro y aprendiendo su enseñanza. No habla en todo el relato. Su silencio es muestra de su atenta y amorosa escucha de la Palabra divina, su concentración en el Maestro, su opción por lo esencial.
Tal vez María es consciente del peligro que corre ya Jesús, de las dificultades de su misión y, quizás presiente ya que puede ser una de sus últimas visitas. Por eso, atender a Jesús es lo prioritario para ella en ese momento. Busca como prioridad a Jesús y, por eso, escoge la parte mejor.
La enseñanza de Jesús
Jesús es acogido por ambas hermanas, a las que amaba, como nos dice el evangelista Juan (Jn 11,15). Pero ante la actitud de ambas amigas, aprovecha el momento para hacer una cordial corrección a Marta y dar una lección a todos sus discípulos. El Señor tiene a bien corregir con serenidad y afecto a Marta por su comportamiento, en cierto sentido inapropiado. No la descalifica, sino que la reprende con misericordia porque está desperdiciando una importante oportunidad en su vida: el encuentro y la escucha de Cristo. Jesús nota que su alteración por el servicio la distrae de lo esencial, y pasa su tiempo sin dedicarse a la verdadera hospitalidad del invitado. ¡Claro que Jesús agradeció los cuidados preparados por Marta, pero apreció más la escucha atenta de María!
Este relato evangélico está lleno de enseñanzas para todos los discípulos de Jesucristo. Es verdad que la lectura tradicional de este pasaje ha subrayado en demasía la contraposición entre la vida activa y la vida contemplativa de la misión cristiana; entre la acción y la oración, para defender que una es más valiosa y excelente que la otra.
Creo sinceramente que ambas son convenientes y necesarias para todo discípulo; y que una conduce a la otra, y viceversa. Sin embargo, este relato nos advierte de que en la vida cristiana podemos estar ocupados en muchas cosas y no tener tiempo para buscar y escuchar al Señor. Más aún, hay quehaceres que pueden bloquear la perspectiva de uno mismo y juzgar erróneamente, –no maliciosamente–, las tareas de los demás, como Marta.
Este Evangelio es una lección magistral acerca de las prioridades de todo discípulo de Cristo. Nos enseña a discernir y plantear prioridades en todo momento, a buscar la mejor parte en las diversas situaciones de la vida y a tener en cuenta siempre los criterios del Señor. La prioridad de todo discípulo es buscar a Jesús, escuchar y aprender de Él, para servirle, sirviendo a los demás.


  Aurelio García Macías
Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos



Evangelio

En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María, que, sentada junto a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, en cambio, andaba muy afanada con los muchos servicios; hasta que, acercándose, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola para servir? Dile que me eche una mano». Pero el Señor le contestó: «Marta, Marta, andas inquieta y preocupada con muchas cosas; solo una es necesaria. María, pues, ha escogido la parte mejor, y no le será quitada».

Lucas 10, 38-42






Cofrademania se hace eco de la reciente elección de N. H. D. Rafael Cordero Jaén como nuevo Hermano Mayor de nuestra querida Hermandad de las Cinco Llagas






viernes, 8 de julio de 2016

Evangelio y comentario

Fuente: ALFA Y OMEGA

XV Domingo del tiempo ordinario ( ciclo C)
Samaritano

Para algunos autores la denominada parábola del buen samaritano es una de las más grandes historias jamás contadas. La encontramos en el Evangelio de Lucas, precisamente en el contexto de una discusión entre un maestro de la ley y Jesús. El primero, experto en la Torá y buen conocedor de las leyes judías, no tiene intenciones muy honestas hacia Jesús y le quiere poner a prueba delante de la gente. Aunque es un maestro de la ley, pregunta con cierta ironía a modo de discípulo al nuevo rabí: «¿Qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?». Era y es una pregunta fundamental para todo judío y para todo cristiano. Y Jesús responde con otra pregunta al experto de la ley: ¿Qué lees en la Escritura? ¿Qué dice la ley de la que eres experto? A lo cual respondió con lo que podríamos denominar la síntesis de la Torá: Ama a Dios… y ama al prójimo «como a ti mismo».
El Señor valora su respuesta y le invita a continuar este camino para tener «vida eterna». Pero el maestro de la ley, acostumbrado a la diatriba verbal, plantea una pregunta evasiva en la discusión: «Y, ¿quién es mi prójimo?».

¿Quién es mi prójimo?
Jesús responde con una hermosa parábola. El camino de Jerusalén a Jericó era uno de los más transitados. Habitualmente se viajaba en grandes caravanas para protegerse de los peligros del camino. Jesús habla de un hombre que caminaba solo y fue asaltado por los bandidos, que lo atacaron y lo dejaron medio muerto. Es evidente que necesitaba ayuda urgentemente.
Pasó por allí un sacerdote, por tanto, alguien perteneciente a las autoridades del templo de Jerusalén, representante del mundo religioso judío. Pero «dio un rodeo y pasó de largo». Según las leyes judías todo aquel que tocaba un muerto o enfermo quedaba impuro y no podía purificarse antes de los siete días (Nm 19,11). El sacerdote, justificado por las prescripciones rituales, se excusa en su egoísmo individualista y se desentiende de todo sufrimiento.
Posteriormente es un levita, es decir, un clérigo de tercer rango, después del sumo sacerdote y de los sacerdotes, que se encargaba de ayudar a estos en el templo, el que pasa por el mismo camino, observa la misma escena y repite el mismo comportamiento. Para ambos, el trabajo precede a la necesidad del prójimo. No se acercan a él para no implicarse ni complicarse la vida.
Finalmente pasa un samaritano, que representa la raza enemiga de los judíos y, por tanto, un ser odioso y despreciable para los oyentes de Jesús. Es precisamente él quien se acercó al herido, curó sus heridas con aceite y vino, las vendó, lo montó en su propia cabalgadura y lo llevó a la posada… El samaritano deja sus justificados compromisos porque para él tiene precedencia la necesidad del prójimo. Es más, dio de lo suyo generosa y gratuitamente sin esperar nada a cambio: «Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré cuando vuelva», le dijo al posadero. ¿Por qué hizo todo esto el samaritano? Porque se compadeció de aquel herido abandonado y necesitado; porque vio en él un ser humano y no un enemigo; porque estaba dispuesto a servir incluso en perjuicio propio. Este ejemplo tuvo que resultar revolucionario a aquel auditorio, porque criticaba a las intocables autoridades religiosas judías y consideraba modélico el comportamiento de un samaritano.

El que practicó la misericordia
Por eso, es comprensible la pregunta final que hace Jesús, como verdadero Maestro que ha expuesto una enseñanza, a aquel maestro de la ley convertido en alumno del Cristo: «¿Cuál de estos tres te parece que ha sido prójimo…?». El astuto maestro de la ley no dudó en la sabia respuesta: «El que practicó la misericordia con él». Esta es la gran enseñanza de la parábola de Jesús. Es un canto y una llamada a la misericordia, que, como dice el Papa Francisco, es palabra central del mensaje evangélico. Si hay una palabra que define el actual pontificado del Papa Francisco no cabe duda que esta es misericordia. Como él nos recuerda: «Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación… Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida…» (Misericordiae vultus n.1).
Después de exponer el ejemplo y asegurarse de que aquel insigne alumno había aprendido la lección, el Maestro Jesús le dijo: «Anda y haz tú lo mismo». Esto es lo que nos dice a cada uno de nosotros: «Haz tú lo mismo», es decir, ¡practica la misericordia!


  Aurelio García Macías
Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos




Evangelio

En aquel tiempo se levantó un maestro de la ley y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?». Él le dijo: «¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella?». Él respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza y con toda tu mente. Y a tu prójimo como a ti mismo». Él le dijo: «Has respondido correctamente. Haz esto y tendrás la vida». Pero el maestro de la ley, queriendo justificarse, dijo a Jesús: «¿Y quién es mi prójimo?». Respondió Jesús diciendo: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje llegó adonde estaba él y, al verlo, se compadeció, y acercándose, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y le dijo: “Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré cuando vuelva”. ¿Cuál de estos tres te parece que ha sido prójimo del que cayó en manos de los bandidos?». Él dijo: «El que practicó la misericordia con él». Jesús le dijo: «Anda y haz tú lo mismo».


Lucas 10, 25-37




domingo, 3 de julio de 2016

Rafael Cordero Jaén, nuevo Hermano Mayor de la Hermandad de las Cinco Llagas




La Hermandad y Cofradía de Nazarenos de las Sagradas Cinco Llagas de Cristo, Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis y María Santísima de la Esperanza celebró durante la jornada del pasado sábado día 2 de los corrientes Cabildo General de Elecciones, de naturaleza abierta y presidido por el director espiritual de esta corporación nazarena Fray José Luis Salido. Pese a las altísimas temperaturas que azotaron toda la franja vespertina, la participación de los hermanos superó con creces el quórum necesario para la validez natural de la celebración de dicho Cabildo General. El resultado final de votos fue el siguiente:

Votos total escrutados: 147 (cifra que incluye los 8 votos válidos de los 12 recibidos por correo -4 fueron declarados nulos-).
Votos a favor de N.H.D. Rafael Cordero Jaén: 114
Votos a favor de N.H.D. José M. Domínguez Fernández: 31
Votos en blanco: 2

Por tanto la Hermandad elige mayoritariamente como nuevo Hermano Mayor, por un amplísimo número de votos, a don Rafael Cordero Jaén.

Rafael Cordero Jaén es un cofrade felizmente casado, tres hijos, padre de familia de profundas convicciones cristianas. 62 años de edad y 48 años de antigüedad en la Hermandad. Fiel a la estación penitencial desde su ingreso en la Hermandad, incluso desde su primer año de monaguillo en 1961. Ha sido monaguillo, costalero del Señor de la Vía-Crucis y nazareno de túnica blanca. Siempre saliendo y participando en la Estación de Penitencia. Miembro de la Dirección de Cofradía de un largo tiempo a esta parte. Posee una contrastada trayectoria y experiencia como miembro de Junta de Gobierno desempeñando los cargos de Teniente Hermano Mayor en las Juntas de Gobierno presididas como Hermano Mayor por Marco Antonio Velo García (2000-2004) y Francisco Barra Bohórquez (2007-2011). Asimismo ha formado parte de Juntas de Gobierno en calidad de Consiliario y Mayordomo respectivamente en las legislaturas encabezadas por Javier Lebrero Contreras y actualmente por Juan Lupión Villar. Ha formado parte de comisiones redactoras de Reglas, de la comisión organizativa del reciente LXXV Aniversario de la Reorganización y de la comisión consultiva de la Mesa de Atención al Hermano. Rafael Cordero es considerado un cofrade de toda la vida de la Hermandad. Siempre presente en todos los actos y convocatorias. Sencillo y humilde de condición, muy comprometido y trabajador con los quehaceres de la vida interna de Hermandad. Muy formado cristianamente. En su proclamación como nuevo Hermano Mayor recibió un sonoro aplauso de los hermanos presentes en el escrutinio público.