sábado, 25 de abril de 2015

Una comisión de hermanos de nuestra Hermandad de las Cinco Llagas asiste a la ponencia que, dedicada a Ramón Chaveli y pronunciada por Antonio de la Rosa, organizó el pasado viernes la Hermandad del Cristo del Amor

Tras la celebración de los semanales rezos en una concurridísima Capilla  del Voto repleta de cofrades de nuestra Hermandad, una comisión de hermanos acudió posteriormente a la ponencia que, sobre la trayectoria personal y profesional del escultor Ramón Chaveli y pronunciada por el miembro del Centro de Estudios Históricos Jerezanos  Antonio de la Rosa, organizó –con motivo de la programación de actos del LXXV aniversario- en su Casa de Hermandad la Hermandad del Cristo del Amor. Interesante conferencia en cuya exposición el ponente subrayó que “la imagen del Señor de la Vía-Crucis –mostrando un magistral equilibrio entre ternura, sufrimiento y majestuosidad- es la más expresiva de Ramón Chaveli”. Al término del acto los cofrades de las Cinco Llagas tuvieron momentos de interesante diálogo y convivencia fraternal con los del Amor. En la imagen, algunos de los cofrades asistentes de la Hermandad de las Cinco Llagas junto al conferenciante y al actual Hermano Mayor, ex Hermanos Mayores y destacados miembros de corporación nazarena del Martes Santo.  




Evangelio y comentario

Cuarto Domingo de Pascua
Pastor con poder

Andar como ovejas sin pastor es una de las muchas expresiones estereotipadas que nuestra lengua ha tomado de la tradición bíblica. Con ese dicho nos referimos a las personas desorientadas, que van por la vida sin saber muy bien a dónde ni para qué. Entendemos perfectamente la expresión, pero cuando la usamos apenas si caemos en la cuenta de su origen evangélico.
Nos cuesta más entendernos a nosotros mismos como ovejas de un rebaño necesitado de un pastor. En nuestro estilo de vida actual, no tenemos experiencia cercana y propia de lo que un pastor significa para la supervivencia de las ovejas. Además, a nosotros, que nos gusta tenernos por emancipados e ilustrados, tampoco nos hace ninguna gracia que se nos compare con un animal tan gregario y con fama de poco inteligente.
Con todo, no deja de resultar interpelante que Jesucristo se compare a sí mismo con un auténtico pastor, capaz de dar la vida por sus ovejas. Apacentar de verdad a su rebaño, puede costarle serios disgustos al pastor bueno: inclemencias del tiempo, accidentes en la montaña, ataques de ladrones o de alimañas y, con mala suerte, hasta la vida. El de pastor es un oficio duro, un trabajo de intemperie y de sobresaltos. Pero es un trabajo que, aun hoy, sigue siendo necesario en muchos lugares.
Más necesario, sin comparación alguna, es el oficio del Buen Pastor por excelencia. Sin Él, nuestra mente y nuestro corazón no serían capaces de reconocer el objeto verdadero de sus ideas y de sus deseos; sin Él, nuestros pasos no dispondrían de un camino seguro hacia la Vida; sin el Buen Pastor, andaríamos definitivamente como ovejas sin pastor.
El pastoreo de Cristo es infinitamente más necesario y duro que el de cualquier otro pastor. Pero es el oficio de un Pastor con poder, con infinito poder: «Tengo poder para entregar la vida y para recuperarla».
Es el poder divino del Señor. No se trata, ni mucho menos, de la capacidad menguada de un asalariado, de alguien que tiene que preocuparse más de sí mismo que de las ovejas. Eso nos pasa a los que nos creemos emancipados e ilustrados. Nunca podemos llegar a creérnoslo del todo y, por eso, siempre tenemos que emplearnos en lo nuestro más y más. El Buen Pastor no tiene que preocuparse de sí mismo. Él es Dios. Él tiene el poder. El único verdadero poder. Por eso puede y quiere dar la vida para recuperarla en favor de sus ovejas, tan gregarias y tan pobretonas; para darles vida, libertad y luz divinas.
Lo malo de los pastores asalariados, de los pastores al uso, a quienes, en realidad, no necesitamos para nada, es que carecen de poder verdadero. ¡Qué grande es haber encontrado al único Pastor con poder divino! ¡Él va delante de nosotros, con el cayado de su cruz gloriosa, para conducirnos a los pastos de la Vida eterna!
+ Juan Antonio Martínez Camino
obispo auxiliar de Madrid




Evangelio

En aquel tiempo dijo Jesús a los fariseos:
«Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.
Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas.
Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por eso, me ama el Padre: porque yo entrego mi vida, para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla. Este mandato he recibido del Padre».



Juan 10, 11-18


jueves, 16 de abril de 2015

Evangelio y comentario

Tercer Domingo de Pascua
Para entender las Escrituras

Desde hace algunas décadas se lee la Biblia bastante más que lo hacían nuestros antepasados. No hay editorial de prestigio que no desee tener en su catálogo una edición del texto sagrado. Como es natural, la Iglesia se alegra de que se lea más la Palabra de Dios escrita. El incremento del interés por la Sagrada Escritura ya había comenzado antes del Concilio Vaticano II. Pero el ejemplo del Concilio mismo, cuyos documentos respiran hondo aliento bíblico, y sus disposiciones al respecto, fueron muy importantes en la nueva posición que la Biblia ha ido adquiriendo en la vida de los católicos.
Hay que destacar el campo de la Sagrada Liturgia como lugar en el que la Escritura Santa se ha hecho más accesible para el pueblo de Dios. Las lecturas bíblicas en la Santa Misa y en la celebración de los demás sacramentos han sido enriquecidas muy notablemente. En los ciclos dominicales, se proclama prácticamente todo el Nuevo Testamento cada tres años. Del Antiguo, también son leídos en la celebración eucarística todos los textos relevantes para la comprensión del misterio cristiano.
También es muy destacable el interesante fenómeno de los grupos bíblicos. En muchas parroquias, movimientos y centros pastorales se han constituido círculos de estudio de la Sagrada Escritura, que, con admirable perseverancia, han recibido lecciones de introducción exegético-teológica y han ayudado a comentar y meditar el texto sagrado.
Todo éste, que podríamos llamar, movimiento bíblico ha enriquecido, sin duda ninguna, la vida cristiana y ha constituido, en muchos casos, una ocasión excelente para el crecimiento en la fe, e incluso para el redescubrimiento personal de la misma. No es de extrañar. Porque, como decía el gran san Jerónimo, desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo.
Cierto. Quien conoce las Escrituras reconoce y conoce en Jesús al Hijo eterno de Dios, el Señor del cosmos y el redentor de nuestras vidas. Pero es saludable caer en la cuenta de que, para entender las Escrituras, no basta la ciencia histórica, ni siquiera una ciencia exegética o teológica cualquiera. Entender la Escritura Santa es una empresa de un orden muy diverso de la intelección de un texto histórico o espiritual común. Porque ella no trata simplemente de un relato de historia humana, o de un descubrimiento del espíritu del hombre. Toda ella habla de Cristo, es decir, de Dios y del hombre, del Hijo eterno de Dios, mensajero y autor de la salvación divina en el tiempo humano. Por eso, para entenderla, además de ciencia humana es necesaria inspiración divina. Es necesario que Jesucristo mismo nos abra el entendimiento, como hizo con los once reunidos en Jerusalén, que no acababan de comprender que el Resucitado no era un fantasma, sino el Siervo de Dios, crucificado por los pecadores y levantado por Dios de entre los muertos a la Vida.
La Escritura no puede ser entendida en su realidad propia más que allí donde alienta el Espíritu del Resucitado. ¿Dónde sucede eso de modo cierto? Donde escuchamos a los testigos a quien Él envía a todo el mundo: en el seno de la Sagrada Tradición. Por eso, la clave de la enseñanza del Concilio a este respecto es ésta: la Sagrada Escritura, junto a la Sagrada Tradición.

+ Juan Antonio Martínez Camino
obispo auxiliar de Madrid



Evangelio

En aquel tiempo contaban los discípulos lo que les había acontecido en el camino y cómo reconocieron a Jesús en el partir el pan. Mientras hablaban, se presentó Jesús en medio de sus discípulos y les dijo: «Paz a vosotros».
Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo: «¿Por qué os alarmáis?; ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo».
Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: «¿Tenéis ahí algo que comer?» Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo: «Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí, tenía que cumplirse».
Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y añadió: «Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén».


Lucas 24, 35-48




El Consejo de la UU de HH convoca a misa el próximo sábado por los mártires de Kenia

“El sábado a las 20 horas Dios mediante, celebraremos en el Monasterio de Santa María de Gracia " Santa Rita ", la santa eucaristía por el eterno descanso de los últimos mártires cristianos asesinados en Kenia, lugar de origen de la mayoría de nuestras hermanas Agustinas, comunidad que cuenta con el mayor número de cristianas keniatas en nuestra ciudad.


Ruego la asistencia a esta eucaristía en la que los cofrades de Jerez podemos  mostrar nuestra solidaridad y cariño a nuestras hermanas las madres Agustinas”.



Una comisión de cofrades de nuestra Hermandad de las Cinco Llagas asiste corporativamente a la misa aplicada en sufragio por el alma de Ana Guadalupe Porto

Una comisión de hermanos de nuestra querida Hermandad de las Cinco Llagas han asistido en la tarde noche de este pasado miércoles a la misa aplicada -en el Santuario de María Auxiliadora- en sufragio por el alma de Ana Guadalupe Porto Reveriego, fallecida el 7 de abril a los 58 años de edad y quien fuese esposa de nuestro muy querido hermano Manuel Piñero Dueñas. Los cofrades asistentes han arropado así una vez más tanto al bueno de Manolo como a sus dos hijas en estos momentos tan dolorosos.


domingo, 12 de abril de 2015

La Hermandad de las Cinco Llagas celebró este pasado viernes Misa de Acción de Gracias, bendición de una nueva mantilla para la Virgen de la Esperanza, inauguración de la Bolsa de Caridad 'Pedro Guerrero González' y ponencia de Carmen Ruiz-Berdejo titulada 'Origen de la vida'

La Hermandad de las Cinco Llagas celebró este pasado viernes, y ante una nutrida presencia de hermanos, Misa de Acción de Gracias por el gozoso desarrollo y consecución de la estación penitencial de la pasada Madrugada Santa. Fue fray Ricardo de Córdoba quien, delante de los Sagrados Titulares, presidiera esta sentida Eucaristía en el transcurso de la cual se bendijo una preciosa mantilla para María Santísima de la Esperanza donación generosa de la hermana Juani Bernal.

Seguidamente, y tras la Santa Misa y dentro de la densa programación del LXXV aniversario de la reorganización de esta corporación nazarena, quedó inaugurada oficialmente la Bolsa de Caridad Pedro Guerrero González -colocada en la reja de la Capilla del Voto- y cuya recaudación se destinará íntegramente a la compra mensual de leche con destino al Comedor El Salvador. No en balde no debemos olvidar que el titular in memoriam de esta Bolsa de Caridad, el sacerdote jesuita Pedro Guerrero González (primer Hermano Mayor tras la reorganización de nuestra Hermandad de las Cinco Llagas) consagró su vida y obra principalmente a socorrer a los más necesitados de las aportaciones básicas de alimentos y fraternal visita y transmisión del Evangelio. Finalmente la sra. doña Carmen Ruiz-Berdejo Iznardi, médico de la Unidad de Neonatología del Hospital de Jerez, cardióloga infantil y miembro del movimiento católico Los Equipos de Nuestra Señora y del Equipo de Pastoral Familiar de la Diócesis Asidonense-Jerezana, dictó la ponencia titulada ‘Origen de la vida’. Entre otras personalidades, asistieron al acto el concejal del Ayuntamiento de Jerez José Galvín y el presidente de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras Joaquín Ortiz Tardío.



En la imagen, de izquierda a derecha, el concejal del Ayuntamiento de Jerez José Galvín, la ponente Carmen Ruiz-Berdejo, fray Ricardo de Córdoba, el Hermano Mayor de las Cinco Llagas Juan Lupión Villar, la hermana de las Cinco Llagas Juani Bernal -donante de la mantilla para María Santísima de la Esperanza-, y el presidente de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras Joaquín Ortiz Tardío.




San Francisco acogerá a la Hermandad del Cristo de la Expiración

Fuente: Diario de Jerez

San Francisco, sede provisional del Cristo por las obras de San Telmo

El 4 de mayo, la hermandad trasladará a sus titulares al templo franciscano
FRANCISCO ABUÍN  11.04.2015

Definitivamente será en la iglesia de San Francisco donde las imágenes titulares de la hermandad del Cristo de la Expiración reciban culto mientras duren las obras de rehabilitación de la ermita de San Telmo. El 4 de mayo es el día elegido por la hermandad para trasladarlas a este templo, el cual se ha impuesto sobre otras opciones que se manejaron como la iglesia del Carmen, de San Miguel, convento de las Clarisas de calle Barja y la de San Rafael, esta última con estrechas vinculaciones con la cofradía del Viernes Santo. El día elegido es justamente después del Mundial de Motociclismo. 

Al final, San Francisco se ha impuesto, entre otras razones, por la libertad que tendrá la cofradía para el desarrollo de sus cultos ordinarios y extraordinarios así como para poder dar salida a la extensa programación de bodas que tiene cerrada la hermandad. Otro argumento de peso, es que la elegida fuera una iglesia que permitiera la salida de la hermandad en Semana Santa, en el caso de que las obras se demoraran y no fuera posible reabrir la ermita antes del 20 de marzo de 2016. Además, allí la hermandad tendrá una capilla para ella. Recordar que para El Cristo, San Francisco no es nuevo ya que tuvo que refugiarse en él a causa de la lluvia de un viernes Santo de hace algunos años, regresando a la ermita el Domingo de Resurrección. El traslado será sencillo y sin más adornos. Las imágenes irán en parihuela y los hermanos con cera formarán el cortejo. 

La intervención en la ermita podría comenzar en junio, entrando primero en la reparación de los daños mas urgentes. El coste de los trabajos llega a los 300.000 euros, un importe que está en consonancia con la gravedad de los daños que padece en distintas zonas: filtraciones de agua y problemas estructurales en la cubierta de la nave central, debilidad de las estructuras de los sótanos, detección de fisuras en el ábside, filtraciones de agua en la nave lateral y problemas de aislamiento térmico. 

La corporación cuenta con una comisión que se ocupa de arbitrar las medidas y gestiones necesarias para culminar con éxito esta difícil misión. 

Las propuestas para poder cubrir el coste de la intervención pasan por, además de la anunciada subvención del ayuntamiento de alrededor de 100.000 euros, el espectáculo musical que protagonizará David De María y otros artistas locales el día 17 a las 20,30 horas en el Palacio de los Deportes de Chapín. La entrada es de 18 euros, de forma anticipada, y de 22 euros el mismo día del concierto. A este espectáculo le seguirán otras acciones que se irán anunciando.



                                         
                                                                                                     Foto: Vanesa Lobo