Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Jerez de la Frontera

Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Jerez de la Frontera

domingo, 29 de noviembre de 2015

Broche de oro para una efeméride de diamante: ad maiorem Dei gloriam


Artículo de N. H. D. Marco A. Velo

En la barruntada prosperidad de su cosmopolita pensamiento filosófico, Descartes indicó –siempre según la imperecedera técnica del negro sobre blanco- que los soberanos tienen el derecho de modificar en algo las costumbres. Una conmemoración cofradiera –hablemos sin aspavientos ni retrancas de los gloriosos hábitos intramuros la Semana Santa- en parte troca, para enaltecerla, las habituales costumbres de la Hermandad celebrante. La nuestra de las Cinco Llagas ha cosechado al efecto una suerte de episódicas e incluso epidérmicas secuencias –a la Historia por la intrahistoria- que ya jamás olvidaremos –así soplen iracundamente los vientos de la desmemoria o de la a veces punzante amnesia colectiva-. Tiempo disfrutaremos –con el repente sintético de no pocas ocasiones contaremos- para acentuar el balance oportuno y propiciatorio. Como bien señalara el Hermano Mayor don Juan Lupión Villar en su breve y certero discurso de clausura del LXXV Aniversario de la Reorganización desde el atril de Sala Compañía tras el término encendido y ovacionado del Pregón conmemorativo, los resultados de tan fecundo programa de actividades ha rebasado con creces y por alto las expectativas depositadas inicialmente en su desarrollo y puntual ejecución.

Pero detengámonos sin digresiones en la referencia –de perimétrica sensibilidad corporativa- relativa a los dos actos (penúltimo y último) a modo de brocamantón de oro para una efeméride de diamante. Ad maiorem Dei gloriam. 20 de noviembre del año en curso de Gracia del Señor. En un repente se despejó la linealidad monocolor de la fachada principal de la iglesia de San Francisco. Minutos antes tres recentísimos máximos dirigentes de esta corporación nazarena –don Francisco Barra Bohórquez, don Juan Lupión Villar y el arriba firmante (sentados además juntos veinticuatro horas después enhebrando épocas de remembranzas y actualidad en la primera fila de Sala Compañía)- conciliaban ahora la satisfacción consumada y jamás consumida del viejo anhelo de sucesivas generaciones de cofrades de las Cinco Llagas: un retablo cerámico de Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis que a su vez haga las veces de asidero y evasión y reclamo y acogida de cuantos furtivos e inasibles e inaprensibles rezos precisen –con solicitud de urgencia y con prontitud irreemplazable- de la referencial hechura del Divino Nazareno Franciscano. Así también fue comentado con bemoles de valentía en entrevista concedida por nuestro histórico hermano José Soto Rodríguez a instancia de medios de comunicación: “Hemos tenido que esperar setenta y cinco años, sí, pero esta efeméride ha servido para que al fin podamos perpetuar el azulejo del Señor en la fachada de la iglesia”.

La designación del virtuoso don Manuel Castellano Sánchez  –esas fluviales manos capaces de despejar todo eclipse del dibujo imposible- era una apuesta sobre seguro.  Afirman los expertos en artes gráficas que el cartel ha de ser, inmutablemente, un grito pegado en la pared. El retablo cerámico de Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis entraña la lectura pictórica de toda la doctrina de Cristo en el allanado trazo de un relieve de emociones nunca contritas. El Señor que traspasa los muros de piedras de la invisibilidad para revelarse en paleta de credos y creencias. Ya no existen ni muros ni cerrojos ni horarios para el encuentro del Nazareno caminante con los suspiros –a menudo febriles de ignotas agonías- de sus miles de devotos. ¿Cuántos pactos quedarán sellados, de ahora en adelante, cuántos susurrantes promontorios de plegarias apenas esbozadas, cuánta luz sobre tiniebla de andar por casa, cuánta calma de algodón sobre los trasmundos del instinto, cuánto diálogo sobrehumano allí, en el rincón confesional de la Plaza Esteve? Sí, Pepe, setenta y cinco años después…

Sábado 21, jornada siguiente, hoja del calendario subsiguiente. Dos hombres –alto y corpulento el uno, menudo y delgado el otro- de traje negro ambos, de porte y señorío sendos, corbata al nudo y camisa blanca como la ancestral seña de identidad de la cofradía homenajeada, inmaculado pañuelo albo asomando sobre la baranda de un externo pecho de romance y caliente tintero. ¿Encima de las tablas, a ras de escenario? La antigua cruz de guía de la Hermandad –travesaños de horizontal trayectoria retrospectiva- dividía en cuatro los espacios de esta emoción que se amansa y se remansa y se agita y se filtra por la tupida red del recurso del método, de la purgación en garabatos de letra pendolista, de conversión cristiana según la oratoria a dos voces de la simetría, de los equilibrios, de las cristalizaciones de esta conmemoración tan cofradiera traducida hoy en hondones poéticos, en fascinación poemática. Patrimonio material e inmaterial hallan las uterinas confluencias literarias. Dos primerísimos espadas en la cuadratura del redondel de una faena que no requiere la portagayola de la temeraria inicial apertura. También lo sentenció Descartes: “no considero que el miedo o el espanto puedan ser loables o útiles”. Don José Luis Zarzana Palma y don Enrique Víctor de Mora Quirós –hermano veterano y hermano tácito y potencial respectivamente de ésta de las Llagas- no conocen las medias tintas de una estilográfica unigénita que escribe calidad de párrafo, amuleto de endíadis, edición no venal, declamación intertextual.

Enrique –recreando imaginariamente el capítulo múltiple del encargo de la imagen del Señor a Ramón Chaveli en su taller de la Plaza Mirabal- saca a la palestra cuatro nombres insignes –como códices nominales que irrigan sangre al corazón de la práctica totalidad de nuestros preclaros antecesores-: Pedro y Ramón Guerrero González, Manuel Martínez Arce y Pepe Gómez Morales. ¡Qué romance tan fidedignamente revivido! ¡Qué extrapolación de puño y letra al ábside y a los arbotantes del útero de aquel sacrosanto encuentro a la manera de la otrora clásica negociación de encargos de cofradías! ¡Qué propugnación para jalonar y erizar los vellos de la piel de una Hermandad entera y enteriza! Minutos después, y emergiendo de la garganta castiza de Zarzana Palma, la glosa color sepia de la primera salida del Señor a las calles de un Jerez hambriento de pan candeal y sediento de prosperidad económica. Padrenuestro en rima que levanta de sus asientos la ovación del público concurrente. Fotografías de Pereiras estampadas a una pantalla que es filme de sonoridad de versos cabalgantes sobre una ingrávida gravedad de sueños despiertos. Manuel Martínez Cano, hijo de Manuel Martínez Arce, y José Soto Rodríguez, hijo de José Soto Ruiz, se emocionan visiblemente al escuchar repetidamente el nombre de sus progenitores en los altavoces de una sala trasmutada in situ en cascada y almenaje de Hermandad que se forja allá donde el silencio habla y comunica y también allá donde la voz enmudece porque prioriza las acciones a las palabras. Dos poetas –tan de Ignacio Sánchez Mejías el primero, tan de Gerardo Diego el segundo-, algebristas del verbo -¡qué justo homenaje lírico a Manuel Guerrero Ramos!-, cumplieron a rajatabla con el encargo encomendado: poetizar la esencia de una idiosincrasia de minorías que sin embargo encandila a las mayorías de las generaciones –mutatis mutandis- abrigadas bajo el corchete de setenta y cinco años de testimonio y compostura. La Cena de Gala de Clausura en las prestigiosas y prestigiadas bodegas Álvaro Domecq fue brindis y convivencia y fraternal júbilo compartido. La ocasión merecía esta especialísima celebración al calor y al cobijo de los exquisitos caldos de la tierra. ¿Una leve modificación de la costumbre? Probablemente en Descartes encontremos el intríngulis de la respuesta. 











     Fotos: N. H. D. Manuel Piñero Dueñas y D. Juan Infante Jiménez

Aprobados por unanimidad el presupuesto y el programa de actividades del curso cofrade 2015-2016


Evangelio y comentario

Fuente: ALFA Y OMEGA

Primer Domingo de Adviento (ciclo C)
Vigilante espera

Cuando alguien pretende dialogar sobre temas cristianos con algunos miembros de sectas orientales, o con aquellos que están posicionados en la filosofía griega, o con los jóvenes universitarios fascinados por las obras de Nietzsche, comprueba que no solo es difícil el diálogo, sino que es casi imposible el mutuo entendimiento. No hay mala voluntad en los interlocutores, pero sí una diferente concepción del tiempo.
Para los primeros, la concepción del tiempo es circular: todo se repite cada cierto ciclo de años, nada hay nuevo y la humanidad está condenada al eterno retorno de todo y de todos. El universo es una burbuja hermética en el que la energía no desaparece, se transforma. Por eso creen en la reencarnación. Plantean un mundo falto de esperanza y abocado, como diría Sartre, a la nada, al vacío, al sinsentido. Por eso, la propuesta de estas filosofías orientales es la evasión del mundo presente, la dormición de todos los sentidos y estímulos para evitar el sufrimiento y procurar cuando antes la liberación de la actual condena existencial.
La concepción judeocristiana del tiempo es lineal. El tiempo se comprende como historia que tiene un principio y un final, y además es historia de salvación, abierta a la novedad, donde es posible la esperanza. Para los judíos y los cristianos el inicio del tiempo es Dios y el final de la historia es Dios. ¡Qué bien lo sintetizó san Agustín en aquella hermosa frase: «Nos hiciste, Señor, para ti, e inquieto está nuestro corazón hasta que descanse en ti»; y san Pablo: «Él es origen, guía y meta del universo»!
Este domingo inauguramos un nuevo año litúrgico. Es día de año nuevo, en el que se nos regala un tiempo de gracia para celebrar el misterio de Jesucristo, principio y fin del año litúrgico, centro y culmen de toda la historia de la salvación.
Inauguramos también un nuevo Adviento para preparar la fiesta de la Natividad del Señor y meditar el misterio insondable de la Encarnación. Ciertamente, vivimos en una sociedad que ha asesinado el Adviento. Parece que, después de orar junto a la tumba de nuestros difuntos en noviembre, regresamos del cementerio y nos topamos con unas calles vestidas totalmente de Navidad. Sin embargo, la sabiduría multisecular de la Iglesia sigue convocando a los cristianos a situarse en Adviento, en tiempo de preparación y espera para las fiestas que se avecinan; porque sabe y ha experimentado que lo que no se prepara no se vive ni se valora.
El texto del Evangelio de Lucas proclamado en este domingo advierte de que habrá un final. Usando el lenguaje apocalíptico típicamente judío afirma que «habrá signos» que anunciarán el final del tiempo. Pero, como hemos señalado, el final del tiempo y de la historia es Dios: «Verán al Hijo del Hombre», al Señor glorioso que vuelve, como dice san Pablo en la segunda lectura, en gloria y majestad. ¿Qué hacer, entonces? Vivir el momento presente, el hoy de Dios, seguir adelante, en vigilante espera, «despiertos», con esperanza y confianza en Dios, comprometidos en esta preciosa misión de ser fermento y alma en el corazón del mundo. Y mientras dura este tiempo presente, ¡bien podríamos hacer nuestros hoy –ante el camino por recorrer en el nuevo año litúrgico– los sentimientos humildes del salmista: «Señor, enséñame tus caminos… instrúyeme en tus sendas… haz que camine con lealtad»!

Aurelio García Macías
Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos



Evangelio

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo, ante lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo temblarán.
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación. Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y las preocupaciones de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir, y manteneros en pie ante el Hijo del Hombre».


Lucas 21, 25-28. 34-36




domingo, 22 de noviembre de 2015

Entrada Hermandad de la Soledad de S. Lorenzo - Semana Santa de Sevilla ...

Evangelio y comentario

Fuente: ALFA Y OMEGA

XXXIV Domingo del Tiempo ordinario. Jesucristo, Rey del Universo (ciclo B)
El poder de la Verdad

Termina el Año litúrgico y, con él, mis comentarios al Evangelio en esta página deAlfa y Omega. ¡Qué alegría haber podido prestar mi pobre voz a Aquel que se presenta en la liturgia del próximo domingo precisamente como «el Alfa y la Omega» y «el Testigo fiel»! Confieso que no me imagino un gozo mayor, aunque lo hecho sea bien poca cosa.
¿Qué sucedería si todos los bautizados pusiéramos de verdad nuestras vidas al servicio de Jesucristo? ¿Es que hay otra cosa por la que merezca la pena gastar la vida? No importa que lo que podamos hacer sea de poco valor, según los parámetros de la eficacia del mundo. Si nuestras vidas estuvieran consagradas a Él, la eficacia divina de nuestra existencia sería literalmente incalculable.
Todos los que habéis leído estos comentarios sabéis en qué consiste la consagración de la que hablo. El Evangelio del domingo nos lo recuerda.
El gobernador romano interroga a Jesús sobre la acusación que los judíos habían presentado contra él: «¿Eres rey, de verdad?» Pilato no lo podía creer. Jesús no lo parecía. Pero tampoco lo negaba: «Mi reino no es de este mundo». «Conque, ¿tú eres rey?» Jesús confiesa entonces abiertamente que sí: «Soy rey»; y explica por qué: mi misión es «ser testigo de la verdad».
Miles y miles de mártires han muerto en el siglo XX aclamando a Cristo como rey. El mismo Jesús va a la muerte reconociendo su realeza. Tanto el Maestro como los discípulos no están hablando de ningún poder mundano. Se refieren al poder de la Verdad. Aceptan la muerte como servicio a la Verdad.
La Verdad ha de reinar en este mundo. Pero no es de este mundo. La clave de la verdad del mundo no se halla en las cosas temporales y pasajeras. Sin embargo, el mundo no tendría sentido ninguno sin su verdad.
El desprecio de la verdad es muy antiguo. La cínica respuesta de Pilato es emblemática: «Y ¿qué es la verdad?». Con la excusa de humildad intelectual o democrática, no se reconoce hoy más verdad que la meramente funcional de la técnica, de la sociología o de los cálculos políticos. Lo demás es tachado de fanatismo o totalitarismo. Pero, como no es verdadera, esa supuesta humildad es, en realidad, una gran debilidad moral que deja el campo abierto al poder de los más fuertes. Sin verdad, no hay libertad, ni solidaridad, ni amor.
El Reino de Cristo es el poder de la Verdad. En su Cruz y en su Resurrección hemos aprendido en qué consiste ese poder. No es ciertamente el poder pasajero de las armas, del dinero o de la fama. Es el poder del Amor infinito, aparentemente débil frente a la violencia a la que conduce el pecado; pero, en realidad, el único verdaderamente poderoso.
Los mártires y los santos son testigos de la fortaleza del poder de la Cruz. Gracias ellos, el mundo no está sometido al poder de la mentira. En la comunión de los santos, por el contrario, el Amor infinito reina ya en la tierra como en el Cielo. A esa comunión, en Cristo, nos consagramos con el mayor contento.

+ Juan Antonio Martínez Camino
obispo auxiliar de Madrid




EVANGELIO

En aquel tiempo, preguntó Pilato a Jesús: «¿Eres tú el rey de los judíos?».
Jesús le contestó: «¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?».
Pilato replicó: «¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?».
Jesús le contestó: «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí».
Pilato le dijo: «Conque, ¿tú eres rey?».
Jesús le contestó: «Tú lo dices: Soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz».


Juan 18, 33-37




martes, 17 de noviembre de 2015

Recordatorio: ‘Estampas de una vida’, Pregón del LXXV Aniversario

Sábado 21 a las 21.00 horas en la Sala Compañía: ‘Estampas de una vida’, Pregón del LXXV Aniversario a cargo del sr. don Enrique Víctor de Mora Quirós, Teniente Hermano Mayor de la Hermandad de la Amargura y pregonero de la Semana Santa de Jerez 2001 y del ilustrísimo sr. don José Luis Zarzana Palma, Académico Correspondiente de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras, ex Hermano Mayor de la Hermandad de la Amargura, hermano de las Cinco Llagas y pregonero de la Semana Santa de Jerez 1981.



Recordatorio: el próximo viernes 20 de noviembre, tras los rezos semanales, se descubre y bendice el nuevo retablo cerámico de Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis

Ese mismo día de la bendición del retablo cerámico -viernes 20 de noviembre a las 20.30 horas- se entregará, a todos y cada uno de los hermanos y devotos que hayan contribuido económicamente, un documento-recordatorio a modo de recibo conmemorativo. 




lunes, 16 de noviembre de 2015

"Hay que darle a la tecla reiniciar. Y formatear de nuevo el disco duro de nuestra esencia"

Brillantísima ponencia del sacerdote, cofrade y pregonero de la Semana Santa de Sevilla Ignacio Sánchez-Dalp en la Hermandad de las Cinco Llagas

Monumental tributo a a la profundidad filosófica de la piedad popular, a la dialéctica de un lenguaje cristiano que -a través del necesario revisionismo interno de las Hermandades- precisa la puesta al día de nuevas fórmulas y nuevos métodos. Magistral y arrolladora -de conciencias- ponencia del sacerdote y pregonero de la Semana Santa 2006 de Sevilla Ignacio Jiménez Sánchez - Dalp este pasado viernes en la Hermandad de las Cinco Llagas con motivo de la última ponencia programada en el calendario de actos del LXXV Aniversario de su Reorganización.

Bajo el título genérico de 'Hermandades, quinto Evangelio' proclamó aseveraciones como "conocer a Cristo es mucho más que poner una cofradía en la calle. Conocerle es poner en jaque nuestra existencia (...)  La abnegación es una virtud desconocida. Frases que dijo el Señor sobre la abnegación inundan todos los textos evangélicos (...) La venida de Cristo, desde sus inicios en el pesebre, está impregnada de la virtud de la renuncia. Los cofrades andamos escasos de desprendimientos (...) ¿Qué está pasando con nuestra Semana Santa que al final se está quedando en una experiencia vaga? La Semana Santa la hacemos tú y yo y esto debe tener una consecuencia (...)  La Semana Santa no estará nunca en extinción sino es la vocación verdadera del cofrade la que puede estar en peligro de extinción (...) Tendremos que cambiar para transformar la crisis religiosa. Habrá que cambiar porque no podemos vivir de la renta. Hay que hacer algo más. Un enredo fantástico y devastador. Hay que darle a la tecla reiniciar. Y formatear de nuevo el disco duro de nuestra esencia (...) El que no sirve para servir no sirve para nada".

Sánchez-Dalp emocionó a los cofrades de las Cinco Llagas con un bellísimo poema dedicado a María Santísima de la Esperanza. La textualidad literal de su ponencia quedará recogida en una publicación que la Hermandad organizadora tiene previsto editar a modo de ensayo misceláneo de todos los contenidos del LXXV Aniversario de su Reorganización.



CABILDO GENERAL ORDINARIO DE APERTURA DE CURSO

En virtud de lo tipificado en la Normativa Diocesana de Hermandades y Cofradías, esta corporación celebrará Cabildo General Ordinario de Apertura de Curso  el viernes día 27 de los corrientes a las 21.00 horas en primera convocatoria y media hora después en segunda con arreglo al siguiente:

O R D E N   D E L   D Í A

1.- Invocación al Espíritu Santo y lectura de un pasaje del Santo Evangelio.
2.- Lectura del borrador del acta del Cabildo General Ordinario anteriormente celebrado y su aprobación si procediese.
3.- Exposición, análisis y aprobación, si procede, de presupuesto económico para el curso 2015-2016.
4.- Lectura y aprobación, si procede, de la programación de actividades del curso 2015-2016.
5.- Ruegos y preguntas.
6.- Padrenuestro por nuestros cofrades difuntos.

Lo que comunicamos a efectos de citación y máxima puntualidad posible.




Entrañable e íntimo acto histórico en el Convento de las Mínimas con motivo del LXXV Aniversario



      Foto: N.H.D. Manuel Piñero Dueñas

La Hermandad de las Cinco Llagas felicita a don Antonio García-Figueras Romero por su reciente reelección como Hermano Mayor de la Hermandad de la Defensión


La Hermandad de las Cinco Llagas expresa sus más sentidas condolencias a la Hermandad de la Lanzada por el reciente fallecimiento del dorador y capataz don Rodrigo Daza Alonso

 


                                Foto: Martín Gómez

La Hermandad de las Cinco Llagas se une a la oración por las víctimas de los atentados de París


sábado, 14 de noviembre de 2015

La Amargura en Campana 2015, Sevilla

Desprecio de Herodes (Amargura) Campana 2015, Sevilla

Evangelio y comentario

Fuente: ALFA Y OMEGA

XXXIII Domingo del Tiempo ordinario (ciclo B)
No pasarán

Es curioso. Los acontecimientos se suceden velozmente. Sin embargo, nos resistimos a reconocer que todo pasa, que la historia de los pueblos pasa y que, por supuesto, nosotros mismos tenemos los días contados en este mundo. Parece que el vértigo de los cambios y de las novedades nos hubiera hecho insensibles al paso de la vida y de las cosas. Vivimos con frecuencia como en una especie de nube del presente, sin prestar atención seria al pasado ni al porvenir.
Los expertos en el arte de vivir aconsejan centrarse en el momento presente, sin perderse en recuerdos inútiles ni fantasear con los futuribles. Pero eso es algo muy distinto de vivir como si no hubiera pasado ni futuro. El sentido realista de vivir en el tiempo es precisamente una nota característica de la inteligencia humana.
Hubo una época en que la mayor parte de los científicos o filósofos tendían a pensar que el mundo era eterno, sin principio ni fin. Hoy día la mayoría piensa que este mundo que conocemos desaparecerá, porque sus recursos son finitos y se acabarán. Cuando consuma toda su energía, el sol se apagará. Y así, sucesivamente, estrellas y constelaciones pasarán. ¿Hacia dónde pasarán? ¿Hacia dónde implosionará la gran explosión originaria de la que, según parece, proviene este universo en expansión? No hay más que conjeturas al respecto. ¿Será hacia la nada? ¿Hay nada, en realidad? ¿Será hacia otro ciclo semejante? En todo caso, es bastante amplio el acuerdo sobre la finitud de nuestro mundo.
Y, sin embargo, es bastante común el sentimiento de la nube del presente. Esa cierta instalación en un ficticio eterno presente temporal es tal vez una forma de protegerse del vacío imaginado en los límites del tiempo. Si vamos hacia la nada y hacia nadie, si no vamos hacia ningún sitio, mejor es imaginarse que estamos quietos. Si no hay futuro amable, no hay historia; o mejor, en todo caso, que no la haya.
Parece que la única manera de no cerrar los ojos ante el cambio y de no sucumbir a la ilusión de que el presente es eterno, es no censurar la verdadera eternidad. Las contradicciones teóricas y existenciales provienen de esa censura impuesta por un modo de pensar y de vivir autorreferencial, cerrado a los horizontes infinitos del ser y de la verdad y encerrado en los estrechos límites del yo y del mundo.
Es cierto: «el sol se hará tinieblas… los astros se tambalearán». Pero las palabras del Señor «no pasarán». Pasarán los días de nuestra vida, todos ellos. Pero nosotros no pasaremos, porque hemos escuchado la Palabra de Dios que nos promete vida eterna; porque la Palabra se ha hecho carne, historia en nuestro mundo; porque, así, el mundo finito es solo el eco, verdadero y cierto, del Amor infinito.
No pasarán los designios divinos; por eso podemos vivir confiados los avatares de la historia, sin renunciar al realismo, sin inventarnos una eternidad falsa; la verdadera es mejor, infinitamente mejor. Temamos aquella, no esta. Aquella es el infierno. Esta es la Gloria.

+ Juan Antonio Martínez Camino
obispo auxiliar de Madrid



Evangelio

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «En aquellos días, después de una gran tribulación, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los ejércitos celestes temblarán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, del extremo de la tierra al extremo del cielo.
Aprended lo que os enseña la higuera: cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, sabéis que la primavera está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán. El día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre».



Marcos 13, 24-32




Rogad a Dios en caridad por el alma de la Sra. doña Carmen Jiménez Labrador, madre del Sr. Teniente Hermano Mayor, don José Barrera Jiménez


lunes, 9 de noviembre de 2015

MISIVA DE NOVIEMBRE: CENA DE CLAUSURA, PREGÓN DEL LXXV ANIVERSARIO, RETABLO CERÁMICO, REZO DE VÍSPERAS EN LAS MÍNIMAS, MISA DE HERMANDAD Y PONENCIA DE SÁNCHEZ-DALP





Estimados hermanos, devotos y profesionales de los medios de comunicación:

Afrontamos ya la recta final –tras doce memorables meses de actos históricos y vivencias del todo inolvidables para nuestra Hermandad- del programa de actos del LXXV Aniversario de la Reorganización de esta corporación nazarena. En este sentido comunicamos y recordamos lo siguiente:

1.- Menú y otros atractivos de la Cena de Gala de Clausura en el Salón Torrestrella de las céntricas y prestigiosas Bodegas Álvaro Domecq

Nos satisface enormemente poder anunciar el gran menú –a precio incomparable- que podremos degustar en el Salón Torrestrella de las céntricas y prestigiosas Bodegas Álvaro Domecq (calle Madre de Dios s/n, junto a Plaza Madre de Dios) el sábado 21 del presente mes. Las Bodegas estarán cerradas y reservadas exclusivamente a la celebración de esta cena de clausura –que comenzará después del Pregón del LXXV Aniversario en Sala Compañía a cargo de los renombrados pregoneros y poetas José Luis Zarzana Palma y Enrique Víctor de Mora Quirós. El menú será servido por Catering Chocolat Eventos y todos los vinos pertenecen, naturalmente, a las prestigiosas bodegas que nos acogen.
Salón con: Mantelería cartujana. Sillas vestidas. Centros de flores y decorados. Listado nominal de mesas. Audio – micro. TV con entrada pendrive. Proyector con pantalla. Atril. Tarima

MENÚ

Bebidas incluidas
Fino, Cream, Oloroso, Verdejo, Rioja
Cervezas, Refrescos, Agua mineral

Aperitivos pasados fríos
Queso Manchego de la Serranía
Tosta  de Jamón ibérico y suave alioli
Hojaldre de mousse atún al orégano

Aperitivos pasados calientes
Croquetitas de la abuela al aroma de la hierbabuena
Choquitos fritos
Adobitos de Cádiz

Plato individual por persona

Primer plato:
Crema de espárragos blancos con botón de gamba

Segundo plato:
Medallones de solomillo al Pedro Ximénez

De postre
Tarta de San Marcos con salsa de chocolate templado
Copa de Pedro Ximénez
Café e infusiones

Barra libre de copas largas: gratis para todos los asistentes hasta agotar existencias

Precio por persona adulta: 30 euros

Animamos a todos los hermanos y devotos a que se sumen a esta cena que pondrá colofón a un intenso año de convocatorias y experiencias ya inolvidables para cuantos hemos protagonizado tan fecunda sucesión de actos conmemorativos.

2.- Pregón del LXXV Aniversario el sábado 21 en Sala Compañía a cargo de los aclamados pregoneros y poetas José Luis Zarzana Palma y Enrique Víctor de Mora Quirós

Como ya ha quedado anunciado por activa y por pasiva tanto el programa oficial de actos del LXXV Aniversario de la Reorganización –noviembre 2014/noviembre2015- como en innumerables recordatorios en misivas y a su vez en el blog oficial de la Hermandad, el sábado 21 del presente mes tendrá lugar en Sala Compañía el muy esperado Pregón del LXXV Aniversario  pronunciado por los aclamados pregoneros y poetas José Luis Zarzana Palma y Enrique Víctor de Mora Quirós. A tenor de los escasos datos que manejamos o que asimismo podríamos desvelar nos encontramos en la potestad de su incontestable recomendación: ningún hermano debiera perderse esta espectacular puesta en escena que a todos nos erizará los sentimientos de manera reiterada. Habida cuenta el aforo de Sala Compañía –aun siendo considerable- pudiera –ojalá así sea- quedarse pequeño ante la envergadura de cuanto de seguro nos ofrecerá tan portentosos declamadores, rogamos a los hermanos que deseen asistir así nos lo notifiquen antes del lunes día 16 para la entrega de la correspondiente reserva.

3.- Últimos días para hacer efectiva la donación de azulejos del retablo cerámico de Nuestro Padre Jesús de la Vía-Crucis

Los hermanos, cofrades y devotos que así lo deseen podrán sufragar -a modo de colaboración y donativo- uno o varios azulejos del retablo cerámico del Señor de la Vía-Crucis (magistral obra pictórica del renombrado artista Manuel Castellano Sánchez) que, con motivo del LXXV Aniversario de nuestra Reorganización, se colocará en la fachada principal de la iglesia de San Francisco. A tal fin abrió –como quedó comunicado- un periodo oficial de un mes (15 octubre-15 noviembre) al efecto de que los interesados puedan realizar su correspondiente pago.

En este sentido debe tenerse en cuenta: A) el precio de estas donaciones se establecen en 35 euros los azulejos correspondientes a la plasmación de la figura del Señor de la Vía-Crucis y 20 euros a los azulejos restantes (incluidos en este caso los propios de las grecas y elementos identificativos de la Hermandad que de alguna manera enmarcan el epicentro del referido retablo cerámico). B) Bajo ningún concepto se reservará a priori azulejo a cofrade o devoto alguno. La operación tan sólo podrá realizarse de lunes a sábados, en horario de mañana, y siempre in situ en la propia iglesia de San Francisco entregándose la cuantía elegida a N.H.D. José Andrade Borrego (o, en su defecto, y únicamente los sábados a N.H.D. Juan Infante Jiménez) quien, a su vez, consignará los datos en un libro de registro e, ipso facto, entregará un primer recibo justificante. Tan sólo en el preciso instante del pago se procederá a la constatación verificada de la donación -nunca antes a través de cualquier petición siempre inválida-. C) No se establecerá exclusividad nominal en el pago y asignación de azulejos elegidos. Es decir: la ubicación de un mismo azulejo no tiene por qué poseer titularidad única. De este modo la Junta de Gobierno no dictaminará a favor de unos sobre otros en evitación también de prioridades electivas a la hora de cubrir de nombres propios todo el mosaico. Y D) el día de la bendición del retablo cerámico -viernes 20 de noviembre a las 20.30 horas- se entregará, a todos y cada uno de los hermanos y devotos que hayan contribuido económicamente, un documento-recordatorio, con sus nombres y apellidos, a modo de recibo conmemorativo.

4.- Este próximo jueves 12 de noviembre, Rezo de Vísperas en el Convento de las Mínimas

Asimismo recordamos que uniremos en el culto a Dios junto a las cercanas y bienhadadas religiosas de las Mínimas -con quienes hemos estrechado relaciones de fraternidad- el próximo jueves 12 de noviembre a las 20.30 horas mediante el Rezo de Vísperas (canto de entrada, rezo Liturgia de las Horas, salmos, lectura bíblica breve, canto del Magnificat y peticiones). Un acto íntimo y edificante al que también fervientemente recomendamos la asistencia.

5.- El viernes 13: Misa de Hermandad y ponencia del sacerdote y cofrade y pregonero de la Semana Santa de Sevilla 2006 Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp

El viernes día 13, a las 20,30 horas, esta Hermandad celebrará Santa Misa de Hermandad ofrecida en sufragio del alma de nuestros fieles difuntos. Y, enmarcada en la programación de los actos conmemorativos de la actual efemérides del LXXV Aniversario de la Reorganización de esta señera corporación nazarena, a continuación tendrá lugar la octava de las ponencias mensuales que en esta ocasión protagonizará, a partir de las 21.00 horas,  don Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, Sr. Cura Párroco de la de Santa María de las Flores y San Eugenio, cofrade y pregonero de la semana Santa de Sevilla 2006, quien dictará la conferencia titulada ‘Las Hermandades, quinto Evangelio’

Sin otro particular por el momento, reciba un fortísimo abrazo en Jesucristo Nuestro Señor.



LA JUNTA DE SEÑORES OFICIALES





Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Jerez de la Frontera, mes de noviembre del año de Gracia del Señor de 2015


viernes, 6 de noviembre de 2015

Recordatorio: Últimos días para hacer efectivas las donaciones en pro del nuevo retablo cerámico de Nuestro Padre Jesús de la Via Crucis

Los hermanos, cofrades y devotos que así lo deseen podrán sufragar -a modo de colaboración y donativo- uno o varios azulejos del retablo cerámico del Señor de la Vía-Crucis (magistral obra pictórica del renombrado artista Manuel Castellano Sánchez) que, con motivo del LXXV Aniversario de nuestra Reorganización, se colocará en la fachada principal de la iglesia de San Francisco. A tal fin ha abierto un periodo oficial de un mes (15 octubre-15 noviembre) al efecto de que los interesados puedan realizar su correspondiente pago.

En este sentido debe tenerse en cuenta: A) el precio de estas donaciones se establecen en 35 euros los azulejos correspondientes a la plasmación de la figura del Señor de la Vía-Crucis y 20 euros a los azulejos restantes (incluidos en este caso los propios de las grecas y elementos identificativos de la Hermandad que de alguna manera enmarcan el epicentro del referido retablo cerámico). B) Bajo ningún concepto se reservará a priori azulejo a cofrade o devoto alguno. La operación tan sólo podrá realizarse de lunes a sábados, en horario de mañana, y siempre in situ en la propia iglesia de San Francisco entregándose la cuantía elegida a N.H.D. José Andrade Borrego (o, en su defecto, y únicamente los sábados a N.H.D. Juan Infante Jiménez) quien, a su vez, consignará los datos en un libro de registro e, ipso facto, entregará un primer recibo justificante. Tan sólo en el preciso instante del pago se procederá a la constatación verificada de la donación -nunca antes a través de cualquier petición siempre inválida-. C) No se establecerá exclusividad nominal en el pago y asignación de azulejos elegidos. Es decir: la ubicación de un mismo azulejo no tiene por qué poseer titularidad única. De este modo la Junta de Gobierno no dictaminará a favor de unos sobre otros en evitación también de prioridades electivas a la hora de cubrir de nombres propios todo el mosaico. Y D) el día de la bendición del retablo cerámico -viernes 20 de noviembre a las 20.30 horas- se entregará, a todos y cada uno de los hermanos y devotos que hayan contribuido económicamente, un documento-recordatorio, con sus nombres y apellidos, a modo de recibo conmemorativo.






Recordatorio: el próximo jueves 12 de noviembre, Rezo de Vísperas con las MM Mínimas

Nos uniremos en el culto a Dios junto a las cercanas y bienhadadas religiosas de las Mínimas -con quienes hemos estrechado relaciones de fraternidad- el próximo jueves 12 de noviembre a las 20.30 horas mediante el Rezo de Vísperas (canto de entrada, rezo Liturgia de las Horas, salmos, lectura bíblica breve, canto del Magnificat y peticiones).





Recordatorio: el próximo viernes 13 de noviembre, Santa Misa de Hermandad y conferencia de don Ignacio Jiménez Sánchez -Dalp

El próximo viernes día 13 de noviembre, a las 20,30 horas, esta Santa Hermandad celebrará Santa Misa de Hermandad ofrecida en sufragio del alma de nuestros fieles difuntos.


Y dentro de la programación de los actos conmemorativos de la actual efemérides del LXXV Aniversario de la Reorganización de esta señera corporación nazarena, a continuación tendrá lugar la octava de las ponencias mensuales que en esta ocasión protagonizará, a partir de las 21.00 horas,  don Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, Sr. Cura Párroco de la de Santa María de las Flores y San Eugenio, cofrade y pregonero de la semana Santa de Sevilla 2006, quien dictará la conferencia titulada ‘Las Hermandades, quinto Evangelio’



Extracto del Pregón de la Semana Santa de Sevilla 2006

Salida Catedral Jesús del Gran Poder 2015, Sevilla

Ya tenemos lotería de Navidad



Nuestra Hermandad felicita a don Jaime Racero Vallés, capataz del paso de nuestra amantísima Titular, por el premio Cofrademania "detalle de la Semana Santa 2015 PASO REINA DEL TRANSPORTE POR CARPINTERÍA BAJA"


La visita de nuestra Hermandad a las del Gran Poder y La Amargura en Cofrademania


La visita de nuestra Hermandad a la de la Amargura de Sevilla en Diario de Jerez


La Hermandad de las Cinco Llagas felicita a don Enrique Espinosa de la Calle por su reciente elección como Hermano Mayor de la Hermandad de la Piedad


El pasado día 1 de noviembre acogimos en nuestra Capilla del Voto a María Santísima del Valle Coronada en solemne ceremonia de besamanos



Fotografía de N. H. D. José Soto Rodríguez

Evangelio y comentario del domingo 8 de noviembre

Fuente: ALFA Y OMEGA

XXXII Domingo del Tiempo ordinario (ciclo B)
¿Darlo todo?

Gracias a Dios, el extremismo no tiene buena prensa. Es verdad que cuando la gente es golpeada por la falta de trabajo, de educación o por otras condiciones adversas, la tentación de recurrir a supuestas soluciones drásticas está más a la orden del día. Parece que ahí se halla una de las causas de las tensiones sociales que afloran en momentos de crisis económica y social.
Sin embargo, el llamado sentido común de la mayoría de la gente recela de los extremismos y de las soluciones simples. El viejo adagio de que la virtud está en el medio se halla muy arraigado en la naturaleza humana.
A favor de la dorada medianía de las decisiones templadas ha trabajado también la bonanza material de la que disfrutan nuestras sociedades desde hace tiempo. Las crisis económicas e incluso bélicas, aunque causan sufrimientos y decepciones, no han podido desalojar el sentimiento de que vivimos mejor que nuestros antepasados y de que es necesario cuidar el patrimonio acumulado con el cálculo exacto de las consecuencias de nuestras acciones.
La moral católica no tiene nada que objetar a la mesura y al cálculo. Al contrario, es propio de ella alentar posturas que suelen ser llamadas conservadoras, como, por ejemplo, el respeto al poder legítimamente constituido, incluso cuando resulta injusto en determinados aspectos. El Papa Francisco recordaba recientemente en una entrevista a la revista Paris Match que la doctrina social de la Iglesia, además de sostener que la unidad es superior al conflicto, es realista y pragmática.
Entonces ¿cómo es que Jesús parece alabar el radicalismo? ¿Es realmente mejor lo que hace la pobre viuda echando en el arca de las ofrendas todo lo que tenía para vivir que el cálculo de los ricos que echaban en abundancia, pero, al parecer, en proporción a lo que podían? ¿Es realmente necesario darlo todo?
Los santos nos lo explican muy bien. Sí: a Dios hay que darle el corazón entero. Ahí no valen los cálculos. Cuando se trata del amor a Dios, la única solución sensata es dárselo todo. En realidad, todo es suyo, no solo este o aquel bien material o espiritual del que disfrutamos. En Él nos movemos, existimos y somos. Nos ha dado y nos da infinitamente más de lo que nosotros le podemos dar. Nos ha dado, con la vida, su Corazón entero. Lo bueno es que le demos también el nuestro.
«Solo Dios», no se cansa de escribir san Rafael Arnáiz. «Solo Dios basta» es la divisa de santa Teresa de Jesús.
No es ningún exceso dárselo todo a Dios. En realidad, ese es el mejor de los cálculos. No basta que le demos todas nuestras cosas. Todas nuestras posesiones y grandezas serían poco. Aquí lo único proporcionado es nuestro ser entero. Delante de Él, más que las grandes cosas, valen las cosas pequeñas en las que va nuestra vida entera. Vale, como dice el hermano Rafael, «hacer grandes las cosas pequeñas por amor». Entonces empezamos a ser, de verdad, realistas y sensatos. Empezamos a ser libres.

+Juan Antonio Martínez Camino
obispo auxiliar de Madrid



Evangelio

En aquel tiempo, enseñaba Jesús a la multitud y les decía:
«¡Cuidado con los letrados! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en la plaza, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas, con pretexto de largos rezos. Esos recibirán una sentencia más rigurosa».
Estando Jesús sentado enfrente del cepillo del templo, observaba a la gente que iba echando dinero; muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales. Llamando a sus discípulos, les dijo:
«Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el cepillo más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero esta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir».

Marcos 12, 38-44